Eldorado
 
A los 10 minutos de iniciado el partido entre Colón y Vélez, una bomba de estruendo cayó cerca del arquero del Fortín. El árbitro advirtió a la policía que si se volvía a repetir la situación daría por suspendido el partido. Fue lo que finalmente terminó sucediendo. 
 
A los 22 minutos del primer tiempo del juego, que estaba igualado sin goles, cayó una segunda bomba de estruendo desde la popular local, que explotó cerca de César Rigamonti. Finalmente, el árbitro Andrés Merlos decidió suspender el partido por "falta de garantías", en otro hecho de violencia que empaña el deporte.
 

Dirección General: Pedro Aníbal Schmidt - email: pedroanibalschmidt@yahoo.com.ar  - Editores - 

Volver