Eldorado

La adolescente oriunda de la Villa 20 fue encontrada esta madrugada en Parque Patricios luego de un mes de búsqueda. Este último sábado conversó con su madre: le aseguró que trabajaba en una pizzería en Flores. La investigación está a cargo del fiscal Delgado. Sospechas de trata y el boliche allanado en Flores.

Nadia Lizet Rojas, de 14 años de edad, oriunda de la Villa 20, fue encontrada esta madrugada luego de estar desaparecida durante más de un mes. Apareció ilesa en la calle Perirí en Parque Patricios, no muy lejos de la terminal de la línea de subte H. Había sido vista por última vez el 11 de junio pasado en su escuela, la René Favaloro en Villa Lugano.

Fue un mes ciertamente complicado. Organizaciones como la FUBA y el Plenario de Trabajadoras del Partido Obrero salieron a la calle para pedir su apariciónmientras que el expediente que investigaba su ausencia se convertía en una bola de flipper judicial. Primero tramitó en la Justicia de instrucción, que lo envió a los juzgados federales de Comodoro Py. Trata de personas era la sospecha.

El caso recayó en el Juzgado Nº6 de Rodolfo Canicoba Corral, que según fuentes judiciales intentó rechazarlo por incompetencia y enviarlo de vuelta a la Justicia ordinaria. Federico Delgado fue el fiscal. Delgado decidió avanzar, con medidas de prueba como la toma de testimonios y allanamientos. Cuatro días después, hoy por la madrugada, Nadia era finalmente encontrada, para ser llevada a un refugio por la división Delitos contra la Salud de la Policía de la Ciudad.  

Sin embargo, Nadia no fue encontrada detrás de una puerta rota por un ariete policial: la joven se había comunicado el día anterior con su madre, Elena Rojas Paucará. Acordaron un encuentro en esa conversación. Infobae habló este mediodía con Rojas Paucará a las puertas de los tribunales de Comodoro Py, donde la madre de Nadia esperaba encontrar a su hija. Tenía una pequeña herida sobre la ceja: "Me la hicieron ayer, me pegaron cuando iba camino a encontrarme con Nadia, me amenazaron en los días anteriores", aseguró.

Lo cierto es que la charla de ayer no fue la única que Nadia mantuvo con su mamá durante el mes que estuvo desaparecida: hubo varias, en donde la joven discaba desde un teléfono con número privado. El sábado pasado, Nadia llamó a su madre, que la atendió en llanto. "¿Dónde estás? Hablemos, por favor, te voy a buscar", dijo Elena.

La línea de Elena había sido intervenida a pedido del fiscal Delgado. Los contenidos de la charla son escalofriantes. En la conversación, que duró poco más de diez minutos y cuyo audio es parte de esta nota, Nadia le asegura a su madre que trabaja en una pizzería de Flores, que cobra un sueldo como mesera, que nadie la raptó, que le lleve zapatillas, que retire la denuncia policial.  

Infobae

 

 

Dirección General: Pedro Aníbal Schmidt - email: pedroanibalschmidt@yahoo.com.ar  - Editores - 

Volver