×
  • Inicio
  • Mundo
  • Nacionales
  • Provinciales
  • Eldorado
  • Policiales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Opinión
  • ×

    En juicio abreviado, condenaron a Zenón Santa Cruz y a su familia

    Los cuatro involucrados llegaron a esta instancia procesados con prisión preventiva.

    Cuatro integrantes de una conocida familia dedicada a la venta de estupefacientes en un barrio periférico de Eldorado fueron recientemente condenados a penas de seis años de prisión.
    Los involucrados, Zenón Santa Cruz (62), sus hijos Maximiliano De los Santos Santa Cruz (28) y Hermelinda Estela Santa Cruz (38), y su yerno José Ricardo Rodríguez Dos Santos (40), fueron condenados bajo los cargos de coautores del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización calificado.


    Los cuatro debían sentarse en el banquillo de los acusados para afrontar un debate oral y público ante el Tribunal Federal de Posadas pero antes de llegar a esa instancia terminando admitiendo sus responsabilidades y accedieron a un juicio abreviado.


    De esta forma, el acuerdo entre los imputados, la defensa y la fiscalía interviniente fue elevado al tribunal y el magistrado Manuel Alberto Jesús Moreira homologó recientemente el pacto que se transformó en sentencia.


    Los cuatro involucrados llegaron a esta instancia procesados con prisión preventiva y actualmente están detenidos en distintas unidades carcelarias.


    Según se pudo saber, Zenón y su hijo Maximiliano están alojados en la Unidad Penal 17 de Candelaria, mientras que Rodríguez Dos Santos ocupa una celda en la Unidad Penal 7 de Resistencia, recinto también dependiente del Servicio Penitenciario Federal (SPF).


    Por último, la única mujer de la banda está alojada en la Unidad Penal V de Mujeres dependiente del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), aunque en el reciente fallo se ordenó que sea trasladada a una unidad del SPF. 
    Denuncia e investigación
    De acuerdo a lo que se pudo reconstruir, la causa penal contra esta familia se inició en septiembre de 2013, cuando una mujer domiciliada en cercanías al barrio Gardez de Eldorado se comunicó telefónicamente con la subdelegación local de la Policía Federal Argentina (PFA) para denunciar la venta de estupefacientes en la zona.


    En su llamado, la mujer relató haber visto que un niño de 10 años en bicicleta era utilizado para distribuir marihuana entre los jóvenes del barrio.


    Los uniformados transmitieron la denuncia a la Fiscalía Federal de Eldorado, cuyas autoridades ordenaron citar a declarar a la mujer en sede judicial. Su testimonio fue ratificado y en esa instancia se abrió una investigación formal.


    Los investigadores de la PFA entonces se abocaron al caso, realizando tareas de inteligencia, recorridas y averiguaciones durante un largo tiempo.


    Durante las labores los pesquisas lograron establecer que en el barrio existía un importante cantidad de jóvenes que se movilizaban transportando dosis de estupefacientes y que el comercio que los abastecía se ubicaba sobre la calle Amado Julián del barrio Gardez, en el kilómetro 1 de esta ciudad.
    En medio de todo esto los pesquisas recibieron el testimonio de otra desesperada madre, quien relató que un día encontró a su hijo de 14 años con un cigarrillo casero entre sus prendas. Ante la sospecha del consumo de drogas en su hijo, un día la mujer decidió seguirlo hasta que lo vio ingresar a una vivienda sobre calle Amado Julián, de donde salió con un envoltorio gris. Allí apareció el nombre de Zenón, como dueño del lugar.


    A partir de ahí los uniformados se focalizaron en dicho domicilio y en su propietario, recolectaron todos los elementos posibles, los extendieron sobre el tapete y el Juzgado Federal de Eldorado autorizó dar el paso final.


    El 13 de mayo de 2016, uniformados de la PFA con apoyo de policías de la provincia irrumpieron en el lugar y realizaron cuatro allanamientos en distintos inmuebles ubicados dentro de la misma propiedad.
    El procedimiento culminó con el secuestro de teléfonos celulares, libretas con anotaciones, tres armas de fuego, más de 15 kilogramos de marihuana, 478 gramos de clorhidrato de cocaína y más de 75 mil pesos en efectivo, además de elementos de corte y balanzas de precisión.
    En el operativo se concretaron además un total de siete detenciones, aunque algunos de los demorados en esa instancia luego terminaron siendo sobreseídos por la Justicia.


    Distinta fue la suerte para los cuatro imputados que continuaron bajo investigación y ahora fueron condenados.

    Noticias Relacionadas
    Comentarios