×
  • Inicio
  • Mundo
  • Nacionales
  • Provinciales
  • Eldorado
  • Policiales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Opinión
  • ×

    Sufrió maltratos reiterados y solo quiere el divorcio

    Patricia es una vecina de barrio Roulet que atraviesa una situación delicada. Hace 3 años y medio se separó de su marido porque él empezó a ser violento. Tienen 4 hijos en común y atravesó momentos difíciles en la última parte de esos 11 años de casados, al punto de que “todos los días era un infierno en la casa”.

    Después de la separación tuvo algunos encuentros en el juzgado pero la relación estaba terminada, aunque él no aceptaba y tampoco quería ayudarla con el alimento para los chicos, ya que “nunca le importó si los chicos tenían problemas”.

    Tras una larga espera desde el pedido en 2016, en septiembre del año pasado salió el divorcio pero el hombre nunca fue notificado. “Me dijeron que yo tenía que avisar a él de que firme los papeles de divorcio”, aseguró Patricia, que pide ayuda o alguna respuesta del Juzgado de Familia.

    Si bien prácticamente no tiene contacto con el hombre, una vez por mes se acerca a recibir la cuota de 2500 pesos de alimentos para los cuatro hijos (a veces ni siquiera es ella la que se acerca).

    “Esta vez llevé el oficio para que vea que es un divorcio, cuando llegué saludé y fui en compañía de mi hijo más grande, le pedí la cuota del mes me dijo que veía en los próximos días”. Patricia le hizo saber del divorcio y le pidió la firma del papel, pero allí comenzó la agresión. Se sumó la actual pareja del hombre y comenzaron las agresiones verbales.

    “Me dijeron que somos una molestia, que yo me tengo que hacer cargo de ellos (los hijos)” contó. Pero luego la actual pareja del hombre la empujó y la golpeó: “me empezó a rasguñar con intención de agarrarme el cuello”. Patricia sufre de problemas de la columna, y no podía levantarse. El hijo, testigo del momento, pidió al papá que intervenga. “Dejala porque mi hijo te está viendo” fue lo único que atinó a pedir.

    “A esta hay que matarla porque no sirve para nada, sirve para molestar, se hace la enferma y solo pide plata” exclamaba una y otra vez la agresora. “Si denuncia no pasa nada, que denuncie nomás” lanzó.

    Pidió ayuda a infantería, que llamen a la ambulancia. Se acercaron las autoridades, tomaron la denuncia, la llevaron al nosocomio. Pero “siempre somos nosotros los que estamos sufriendo”.

    “Lo único que quiero es que él se haga cargo de la responsabilidad que le toca y quiero mi divorcio, no quiero más ese vínculo con él” reiteró Patricia. “No se por qué tardan tanto en el juzgado, no se preocupan por nada”, sentenció la mujer que ya ha hecho varias denuncia, incluso tres oficios de prohibición de acercamiento.

     

    No acepta ayudar a sus cuatro hijos

    Patricia aseguró que el hombre no quiere hacerse cargo de los hijos. “Tiene trabajos de carpintería, tiene para la cuota de alimentos, pero no quiere responsabilizarse; él ni siquiera dice que son nuestros hijos sino que son mis hijos, siempre la respuesta fue que si yo no tenía, que me vaya a prostituir para comprar alimentos o medicamentos a mis hijos”.

    En una ocasión, “manipuló” a los dos hijos mayores a que vayan a a vivir con él, de manera que no tenga que pasarles plata. Decidieron en ese momento que cada uno se hacía responsable de dos chicos. “Probamos pero él los llevó 6 meses y en esos 6 meses andaban como si fueran niños de la calle, sucios, con el cabello largo, no les compró ni un par de medias, ellos solos se acercaron y me dijeron si podía avisar al papá que querían volver conmigo”.

    “Los chicos no quieren vivir más con vos”. Él no aceptó en el momento, pero después cedió. Nunca les devolvió las pertenencias que habían quedado en su casa.

    Noticias Relacionadas
    Comentarios