×
  • Inicio
  • Mundo
  • Nacionales
  • Provinciales
  • Eldorado
  • Policiales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Opinión
  • ×

    Caso Mirian Cubas: Tras una semana de debate aún no se logra ver quien la mató

    El desarrollo de esta quinta jornada de debate por el asesinato de Mirian Cubas no ha dejado datos relevantes sino la confirmación de algunos puntos específicos y la certeza de la complejidad que tiene la causa a tal punto que no se puede aún entrever quien o quienes fueron los asesinos.
    Quizás esta complejidad sea de arrastre ya que el expediente llegó, desde la Instrucción, a juicio con muchos cabos sueltos, muchas preguntas sin responder y con una calificación difícil de probar sobre todo en lo que respecta al Agravante, recordando que la carátula es “Homicidio Agravado por Alevosía, en Concurso Real de dos o más personas”.
    Precisamente, sobre esto último no hubo ningún testigo que situara a los tres acusados en el mismo lugar a la misma hora al que se produjo el asesinato. Solamente, hasta el momento, el padre de Mirian, Ricardo Cubas, desde su búsqueda de justicia dijo creer que fueron ellos tres y que, incluso, hubo otras dos personas.
    Quien también habla de dos personas es Enzo Alvez Da Silva, uno de los acusados, que se sitúa como un testigo presencial del asesinato por el cual incrimina a Ariel Cardozo (en primera instancia había acusado a Cristian Vargas y hasta se autoincriminó, siempre bajo el argumento de la amenaza que le habría inferido Cardozo).
    Además si estuvieron los tres juntos, ¿Qué los unió en ese pinar? porque quedó demostrado que había diferencias entre ellos (Vargas  se peleó con Alvez Da Silva y con Cardozo por un arma y por deuda de ‘fasos’).
    En lo que respecta a Cristian Vargas, los testigos que hicieron referencia a él lo han visto en lugares distintos a los que él contó en su declaración que estuvo durante la tarde del martes 7 de abril de 2015, que fue el Cerro de la Virgen y después en su casa, antes de ir a la escuela. Los testigos dijeron que lo vieron, entre las 15 y las 17,40, en la Plaza de los Niños o cerca de la feria franca acompañado de varios chicos (ninguno identificado) y que no volvió a su casa del barrio Las Marías hasta por lo menos las 17,45 (en ese momento ya se había cometido el homicidio).
    También lo describen como una persona con problemas de adicciones y violenta (a tal punto que una mujer señaló que el acusado había atacado a su hija y a un compañero con un cuchillo y con un hierro aunque no radicó la denuncia). Es evidente que Cristian mintió sobre su ubicación ese día pero ¿alcanza para vincularlo con el crimen? La respuesta inmediata sería que no y, de hecho, el defensor oficial Rodrigo Torres Muruat (que lo patrocina a él y también a Alvez Da Silva) asegura que será desvinculado de la causa y que si la Fiscalía y la Querella pretenden acusarlo deberán “forzar mucho las pruebas”.
    Sin embargo, trascendió que habría un testigo que podría complicar severamente su situación.
    Sobre Ariel Cardozo aún no hubo referencias directas de parte de los testigos, a tal punto que su abogado Guiller Itatí Jones se ha mantenido casi al margen de los interrogatorios. La coartada que presenta el defensor es que Chinchulín ese día estuvo en Santiago de Liniers y anhelaba conseguir copias de cámaras de videovigilancia de lugares específicos de la ciudad de Eldorado que, presuntamente, lo mostraban en esta localidad al momento que se producía el asesinato. Para pesar de Cardozo y de Jones, hoy se informó por Secretaria que no existían esas copias pero seguirá insistiendo con la estrategia.
    Hay que mencionar que lo que lo compromete como principal sospechoso a Cardozo hasta la elevación a juicio es la declaración de Enzo Alvez Da Silva y el hallazgo del cuchillo en su casa. Llegado el caso que la defensa crea necesario, construyó un argumento para intentar contrastar dichas pruebas.
    En cuanto a Enzo Alvez Da Silva, hay que mencionar que de los tres es que el más ha visto decaer sus posibilidades de desvincularse del crimen. Su empeño en mostrarse colaborativo no ha hecho más que confirmar su presencia en el lugar del hecho –corroborado por varios testigos- pero además ha incurrido en contradicciones que le han dado elementos a la Fiscalía para sostener su responsabilidad directa en el crimen.
    Algunos cabos sueltos en esta aberrante historia, son los que mencionan a algunas personas que habrían estado en el pinar o en inmediaciones y que no habrían sido debidamente investigados en la Instrucción. Pero además en la ronda de hoy, una joven dijo que una prima tenía en su celular un video que mostraba detalles del asesinato y que su tía le pidió que lo borre. Esas personas serían citadas como testigos en el curso de este juicio, que continuará el próximo lunes a partir de las 8,30 horas.
     

     

    Noticias Relacionadas
    Comentarios